Cuidados de un Foxhound inglés

El Foxhound inglés es una raza de perro originaria de Inglaterra, conocida por su gran habilidad para la caza y su resistencia física. Esta raza se caracteriza por ser amigable, leal y enérgica, lo que la convierte en una excelente compañera para familias activas. Su pelaje corto y fácil de cuidar, junto con su tamaño mediano, la hacen ideal para vivir en espacios amplios. Además, su inteligencia y capacidad de aprendizaje la convierten en una excelente opción para entrenarla en actividades deportivas. Si buscas un perro atlético, amigable y lleno de energía, el Foxhound inglés es la raza perfecta para ti.

Detalles del Foxhound inglés

Altura: 55-70 CM
Caracter: Equilibrado, Sociable, Muy fiel, Activo, Cariñoso, Dócil
Características : Musculoso, Proporcionado, Orejas largas
Clasificación FCI: Grupo VI
Clima ideal: N/D
Esperanza de vida: 12-14
Entorno ideal: Casas, Senderismo, Caza, Deporte
Peso Medio: 25-45

Origen del perro Foxhound inglés

Desarrollado en Inglaterra durante el siglo XVI, el Foxhound inglés surgió para satisfacer la creciente popularidad de la caza del zorro a caballo. Esta raza resultó de la cuidadosa cruza entre varios sabuesos de la época, buscando perfeccionar sus habilidades cinegéticas y físicas. Destacaron por su excepcional resistencia, velocidad y capacidad para seguir rastros, cualidades esenciales para adaptarse a las largas jornadas de caza en terrenos variados. Fueron criados tanto por su eficiencia en el campo como por su disposición amigable, lo que también los convertía en compañeros leales fuera de la actividad cinegética. La meticulosa selección a lo largo de los años ha mantenido estas características, consolidando su reputación como excelentes cazadores y fieles amigos.

Características del Foxhound inglés

El Foxhound inglés es una raza marcada por su vigor y energía, ideal para personas con un estilo de vida activo. Presenta una estructura mediana y fuerte, con un pelaje corto y denso que facilita su cuidado. Destaca su capacidad de aprendizaje y adaptación a entrenamientos, siendo especialmente apto para actividades que impliquen agilidad y resistencia. Característicamente leal y amistoso, se relaciona bien tanto con humanos como con otros perros, lo que lo convierte en un excelente compañero familiar. Su origen como perro de caza le dota de una gran capacidad olfativa y seguimiento de rastros, requiriendo ejercicio regular y espacios amplios donde pueda explorar y desplegar su energía. Es importante socializarlo desde temprana edad para potenciar su carácter equilibrado y amigable.

Deja un comentario